En muchas ocasiones el problema no está en la falta de comprensión sino en la falta de entrenamiento.