Trátese de compositores, jugadores de tenis, escritores de ficción, patinadores sobre hielo, violinistas, jugadores de baloncesto, se requiere práctica para alcanzar el nivel de dominio propio de un experto, en el campo que fuere.